10 CONSEJOS PARA HACER MALA CERVEZA

10 CONSEJOS PARA HACER MALA CERVEZA

En EEUU, en Inglaterra o en Alemania, suele ser habitual hacer concursos entre Homebrewers (elaboradores de cerveza casera). Y ahora, ya desde hace algún tiempo, también en España. Alrededor de cada uno de estos concursos  ha aparecido toda una divertida y entretenida  liturgia. En el último número de Craft Beer & Brewing (revista americana sobre cerveza artesanal y elaboración de cerveza en casa) aparece Gerry Lynch, el ganador del NHC 2015 (Medalla de Oro en el Concurso Nacional de Homebrewing en EEUU). Ser capaz de elaborar la mejor cerveza entre 407 homebrewers de alto nivel, no es fácil. Como tampoco lo será  ganar algún premio en el “IV Concurso Homebrerwer”, de los más importantes de  ámbito nacional,  organizado por el El Jardín del Lúpulo y La Tienda de la Cerveza, con 145 concursantes y 152 cervezas  presentadas que se celebrará el 9 de Febrero. Pero esta vez no vamos a hablar de ganadores, sino de perdedores.

Bradley Smith, el diseñador del famoso programa de recetas de cerveza BeerSmith, en un magnífico libro, dedica un divertido apartado a los perdedores (artículo que también está en su web). Vamos a traducir, de forma simplificada y adaptada, algunas de las cosas que dice sobre los Homebrewers:

Perder es un deseo secreto al  que todos aspiramos, ya que, la verdad es que a nadie le gusta un ganador. Los ganadores son petulantes, temerarios, e impopulares. Los ganadores son a menudo el blanco de sabotaje e intentos de asesinato. La gente habla de ellos a sus espaldas.

Los ganadores son odiados, pero todo el mundo ama a un perdedor. Los perdedores son populares, amables y queridos. Se mezclan en la multitud. Nadie se siente intimidado o amenazado  por un perdedor. Nos encanta pasar el rato con los perdedores – después de todo, nos hacen sentirnos bien con nosotros mismos.

La buena noticia es que todo ser humano tiene dentro de sí la capacidad innata de perder. Claro, cualquier idiota puede producir mala cerveza de vez en cuando, pero estoy hablando de perder de forma coherente,  año tras año. Ese tipo de perdedor requiere dedicación y esfuerzo. Se requiere experiencia y previsión.

Seguro que todos recordamos nuestros primeros días cerveceras, cuando lo fácil era hacer mala cerveza. Inoculábamos la levadura al hervir el mosto, achicharrando de forma inmisericorde a nuestras pobres y resignadas células; echábamos toneladas de azúcar para elevar la densidad; vertíamos el mosto en el cubo sin esterilizar y con restos del anterior lote fallido; embotellábamos varios días después del plazo marcado;, carbonatábamos exageradamente y despertábamos por la noche con el  sobresalto de las chapas convertidas en cócteles molotov. Hacer mala cerveza y perder en un concurso no requiere ningún esfuerzo en absoluto.

Sin embargo, en los últimos años muchos de nosotros hemos olvidado nuestros viejos hábitos y la experiencia nos ha cambiado sin apenas enterarnos y hemos perdido la receta mágica para realmente hacer mala cerveza. Al principio, la cerveza se convirtió en aceptable, luego potable y, quizás, incluso buena. Hemos ido ascendiendo gradualmente desde el subsuelo  hasta la mitad y a lo mejor estamos ya en  el temido 10% de los mejores Homebrewers.

No temas,  los viejos malos hábitos se puede volver a aprender. Con la práctica se puede volver a caer en el reino de la mediocridad,  fuera del círculo de los ganadores.

Sin más preámbulos, os presento 10 consejos de expertos para hacer cerveza digna de perder en un concurso.   De hecho, muchos perdedores han logrado resultados consistentemente pobres utilizando tan sólo tres de estos diez consejos.

10 CONSEJOS PARA HACER MALA CERVEZA

Comparte esto

Translate »
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestros cookies