Levadura Mangrove American Ale, IPA, Imperial Stout, M44  - 10 g Ver más grande

Levadura Mangrove American Ale, IPA, Imperial Stout, M44 - 10 g

050.277.3

Nuevo

Mangrove M44M44 - American Ale, IPA, Doble IPA Imperial Stout,

Levadura de Alta fermentación para una amplia banda de Ales Americanas. Produce una moderada acidez que permite liberar los aromas cítricos del lúpulo. Al mismo tiempo resalta las maltas tostadas y oscuras.
  • Floculación: alta
  • Atenuación: alta
  • Densidad final: baja
  • Temperatura de fermentación: 18 a 23 ° C

Más detalles

Este producto ya no está disponible

3,75 € IVA incluído

Formas de pago
Formas de pago

Más

¿Por qué y cómo hacer un starter de levadura?

Para cervezas con densidades superiores a 1.050 es recomendable preparar un starter. La cantidad de las células de levadura es crucial para la calidad de la cerveza. Muchos cerveceros utilizan muy poca cantidad de levadura y ello puede dar lugar no sólo a una fermentación incompleta, sino a un sabor desequilibrado y a una mayor probabilidad de infecciones. Por lo tanto, es una buena idea preparar un starter de levadura. Ello es tan fácil como disolver 50 gramos de extracto de malta en 500 ml de agua (pueden añadirse 5 g de nutrientes de levadura o nutrivit). Hervir durante 5 minutos y verter en un recipiente completamente limpio y desinfectado (vidrio Erlenmeyer o similar), cerrándolo herméticamente con un poco de algodón o un tapón desinfectado y dejar enfriar. Cuando se enfría, añadir la levadura y airear bien (preferiblemente con un filtro de aire estéril y una bomba- una bomba de acuario puede servir para este propósito). Mantener el recipiente cerrado con un airlock a una temperatura de 21 a 26 ° C durante 12 horas (las células de levadura se multiplicarán en este tiempo). También puede prescindirse del airlock y utilizar un film de papel de aluminio ajustado a la boca del recipiente (hay pocas probabilidades de contaminación)

El starter ya está listo para su uso. Añadir el starter al mosto o conservarlo en el frigorífico hasta su empleo. En este último caso, sácalo del frigorífico unas pocas horas antes de usarlo para alcance poco a poco la temperatura ambiente y pueda añadirse al mosto sin gran salto térmico.